Vilafranca del Penedès celebra su maridaje de vinos y cavas con un Festival de Jazz

Texto – Periodista Jussara Maria Pires de Moura
Fotos – Josep manuel Vives
Imagenes en Slideshow

A 50 kilómetros de Barcelona se sitúa la ciudad de Vilafranca del Penedés, conocida por su ruta de vinos y cavas. Por lo tanto, es el lugar con más establecimiento de bodegas y plantaciones de vinos por metro cuadrado de toda Cataluña. Uno de los factores más atrayentes para el turismo es que hay innumerables bodegas, muchas de ellas centenarias, como Bodegas Torres, que está en la 4ª generación de la familia produciendo buenos caldos y el secreto de su éxito es la constancia del trabajo y también por ser la región que posee el mejor suelo para que las parras se desenvuelvan adecuadamente. En estos días, el presidente de Bodegas Torres, Miguel Torres, y toda la compañía celebran los 50 años de elaboración del Viña Esmeralda.
Con tanto por mostrar al visitante, administradores y bodegueros del Penedès proyectarón durante siete años un festival que transmitá alegría y fiesta. Crearón el ViJazz, donde lo mejor de la tierra es expuesto y comercializado. Como siempre en la avenida principal es donde están ubicadas las casetas de las bodegas de vinos y cavas. Para degustar tres tipos de vinos o cavas, siempre en cada edición del festival es necesario comprar un ticket, además con el ticket cada persona recibe una copa Riedel. Este año, en su 7ª edición el festival, a pesar de los recortes, se han cumplido todas las expectativas de los expositores, con una gran afluencia de público y la presentación de los mejores jazzistas del mundo. El festival dura tres dias en los que no falta el alma de los vinos, proporcionando placer a las personas y la buena música. Vilafranca del Penedès y toda la región, y sus invitados se unen y forman por si mismos el espectáculo. El pasado sábado noche, el marco mediterráneo se convirtió en un escenario al aire libre con la iglesia y el edificio del Museo del Vino y a la vez se hizo la presentación del americano, John Pizzarelli Quartet. Él con su guitarra y voz encantó a todos los presentes con su actuación, dejando que la mágia continuara pasada la madrugada.

Imagenes en Slideshow